Grupo TLC

Interiorismo y Reformas integrales

Grupo TLC

El concepto de oficina ha cambiado en los últimos años. Aunque si bien estamos en un momento de cambio por la pandemia, ya no se concibe únicamente como el lugar al que acudimos a trabajar.

Entre el teletrabajo, las videoconferencias y los turnos, pasamos muchas horas al cabo del día sintiendo que seguimos trabajando en nuestra silla de diseño sobre su confortable moqueta. Aunque la realidad es que estamos sobre una silla de despacho mirando como tiende la ropa nuestro vecino, en el mejor de los casos.

De todas formas, nuestra oficina no deja de ser nuestro centro de operaciones, aunque sea muchas veces virtual. Nos gusta que nuestro cliente sienta que seguimos resolviendo sus problemas desde nuestro fuerte y por eso queremos que se sienta como en su casa cuando estamos trabajando juntos.

La oficina, nuestra segunda casa y el lugar donde siempre te esperamos

Salvando las distancias, claro está; todavía no tenemos un pub donde tomar un refresco relajadamente. Nuestro hogar es intimidad y comodidad, lo que no quiere decir que no busquemos algo similar en nuestra oficina. En la que siempre serás parte fundamental de la misma, nosotros nos tenemos muy vistos aunque con la situación actual incluso nos echamos de menos.

Sentirse bien en nuestro lugar de trabajo es fundamental y si se cumple esa premisa, nuestra productividad y nuestro rendimiento serán mayores, lo cual beneficia a la empresa y a nuestros clientes. 

Actualmente ya hay muchas empresas que tienen claro que el espacio de trabajo es un valor añadido y diferencial para sus empleados.

En el artículo de hoy te hablamos de qué es lo que pensamos cuando hicimos nuestra reforma. Sobre todo para hacerla más amigable y productiva.

Open space: la estrella de la reforma y una gran idea de confort insospechada

Los espacios delimitados por tabiques o los típicos cubículos son cosa del pasado. Sólo para los que se porten mal hemos diseñado una sala de juntas «estanca». Ahora con mamparas sin puerta por lo menos nos vemos las caras y quién está comprando por Amazon.

Lo primero que pensamos al hacer la reforma fue crear un espacio abierto. Quisimos crear un lugar más confortable y más colaborativo, al no haber obstáculos visuales ni físicos se facilita la comunicación entre los empleados. Esto fomentó el alboroto que nos caracteriza, pero nos dio la gran idea de colocar paramentos fonoabsorbentes e islas acústicas en lugares estratégicos que nos generó un confort acústico sinigual. Ahora el silencio sepulcral es el gran protagonista, y no porque la mitad todavía sigamos en teletrabajo mirando cómo tiende el vecino. ¡Incluso parece que estemos trabajando!.

 

Si necesitas habilitar zonas de reunión o despachos, lo ideal es hacerlo mediante mamparas, con la cortina todavía no nos atrevemos, visualmente hará que la oficina parezca más amplia y hará que parezca más luminosa.

Hágase la luz, y la luz se domotizó

En línea con lo que acabamos de comentar, la luz es otro elemento indispensable a la hora de crear un ambiente óptimo en la oficina. Y eso que tenemos a muchos iluminados estrujándose la cabeza para darte la mejor solución a tu problema. Pero tenemos una gran problema. En nuestro caso sólo tenemos una zona de entrada de luz que nos penaliza, ¡pero qué entrada!, ¡con vistas a la playa!.

No obstante pensamos en una iluminación led domotizada para, ya que la mayor parte del tiempo debe estar encendida, seamos respetuosos con el medio ambiente y consumir lo estrictamente necesario.

Y para los que están al fondo, pues les colocamos otra ventana, aunque sea de atrezzo.

 

Si al entrar a tu lugar de trabajo sientes que te sumerges en las tinieblas, la siguiente reforma que realices tiene que ser en tema de iluminación. Nadie quiere trabajar en Mordor, salvo el Señor Oscuro.

La primera opción será siempre realizar una reforma que permita al máximo la entrada de luz natural del exterior, como dice cualquier manual, incluso los corporativos.

Por lo tanto, si nosotros conseguimos luz natural  aunque sea como viviendo como en el Show de Truman, tú que tienes grandes ventanales, seguro que lo tienes más fácil. 

Si por las características de la oficina, esto no es posible, la reforma tiene que conseguir que los puestos de trabajo estén perfectamente iluminados, que no el trabajador, bueno, algunos son necesarios. Como ya hemos comentado.

Esto se puede conseguir mediante la creación de falsos techos en los que instalar el sistema de iluminación necesario y utilizando colores claros para el mobiliario y las paredes, por ejemplo. En esto fuimos estrictos.

Mobiliario funcional y zonas de desconexión

Como comentábamos antes, la oficina cada vez se percibe más como un lugar cercano en el que desarrollamos nuestra actividad laboral y muchas veces social,  no como aquel sitio donde pasamos 8 horas infernales mirando el reloj y deseando salir. Aunque con el teletrabajo puede ser peor, porque no hay momento de apagar el ordenador y la familia que te espera es mucho menos comprensiva que tu cliente, ¿verdad?.

En esta transformación tiene mucho que ver una tendencia, por suerte cada vez más extendida, de buscar el bienestar del empleado y las visitas, al que siempre le acompañamos con nuestras vistas.

Por eso, a la hora de realizar una reforma en la oficina, no debemos quedarnos en los aspectos meramente estructurales, sino que hay que ir un poco más allá.

Un mobiliario cómodo y funcional facilitará nuestro trabajo, sillas ergonómicas para las largas horas sentados frente al ordenador o mesas regulables en altura para adaptarse a las necesidades y al ritmo de trabajo actual, son la mejor opción. Todavía no hemos llegado a la tumbona tropical para los momentos de desconexión, pero todo se andará. Todo por el bien de la productividad.

En esa misma línea de búsqueda del bienestar del empleado, la reforma puede incluir una zona de desconexión para sus empleados.

La idea es ir un poco más lejos de las típicas zonas de descanso con una mesa y una máquina de café, y crear un ambiente más acogedor.

 

Dependiendo del espacio disponible, hemos habilitado una pequeña cocina para la hora de comer. Incluso tenemos una televisión también, para enterarnos de lo que pasa en el mundo, aunque estemos centrados en nuestro trabajo para responder hacia cualquier eventualidad, que son muchas.

Bonus Track Reformas. No es oro todo lo que reluce

Para que la reforma de tu oficina sea un éxito, desde TLC te recomendamos:

  • Planifica la reforma con antelación suficiente, así sabrás a qué atenerte y podrás tomar decisiones para que las obras afecten lo mínimo posible a la actividad de la empresa.
  • Calcula un presupuesto realista para el tipo de reforma que quieres realizar. Como lo normal es que te pases, es mejor que te atiendan profesionales honestos. Muchas veces lo barato sale caro.
  • Solicita ayuda a profesionales competentes. Consulta con varios. Aunque no lo parezca, una reforma integral de unas instalaciones es mucho trabajo y hay muchos detalles a tener en cuenta que la experiencia te ahorrará tiempo y dinero

Un equipo profesional sabrá aconsejarte sobre que es lo mejor en base a tus necesidades, por eso abrimos nuestra casa por si te sirve de inspiración. 

Ya sabes dónde estamos.

 

Post a Comment