Grupo TLC

Interiorismo y Reformas integrales

Grupo TLC

Por norma general, a ninguno nos hace mucha gracia ir al Hospital, por lo que si tenemos que acudir, necesitamos entrar en un sitio agradable en el que tengamos la sensación que vamos a salir mejor que entramos y vamos a recibir un trato como si estuviéramos en un Hotel.

Nuestro clientes lo tienen muy claro y destinan recursos para que esto sea así.

Hoy os contamos, desde nuestra experiencia, la importancia que nuestros clientes le dan a este asunto y cómo lo plasman en los proyectos que ejecutamos con ellos.

Como en todo, la primera impresión es la que cuenta

Si al aproximarte a un hospital ves que la fachada está integrada en el entorno, reluce como los paños de oro y está limpia como el primer día, el usuario final seguro tomará la determinación de no acudir al de la competencia. Lo que se busca un Hospital, y cualquier centro sanitario, es cementar la confianza ya existente por parte del paciente con el gran equipo de profesionales que le atenderán. Sabemos que quizás no tenga nada que ver, pero la primera impresión sí que cuenta. 

Hoy en día, y por este motivo, nuestro clientes realizan inversiones importantes en este aspecto, en las que tienen en cuenta muchos puntos como la iluminación, la limpieza y el empleo de nuevos materiales, tanto en las carpinterías como en los revestimientos, entre otros, que le dan un aspecto más amable, moderno y responsable con el medio ambiente.

 

Las salas de espera de urgencias son “otro punto de especial interés” en los hospitales. Son espacios por los que pasa bastante gente y el desgaste siempre es mayor. Por lo que podría resultar más evidente el deterioro de las instalaciones. Nuestros clientes invierten en instalaciones que aporten cierta comodidad al paciente, seguridad y a su vez faciliten el trabajo del personal sanitario, con especial hincapié en estas zonas.

 

 

Por nuestra experiencia, sabemos que no se trata simplemente de hacer una reforma para modernizar el aspecto, sino que supone una manera de aportar un valor añadido que incide directamente en la salud del usuario.

Arquitectura, ingeniería y diseño: el Dream Team de cualquier reforma

De los proyectos que hemos ejecutado hemos observado que es fundamental encontrar el equilibrio perfecto entre arquitectura, ingeniería y diseño. Es el combo perfecto para la experiencia final del usuario.

Las instalaciones sanitarias son edificios muy complejos que tienen que cubrir una gran cantidad de necesidades diferentes, por lo que a la hora de realizar una reforma es imprescindible trabajar en equipo con el cliente y el equipo de arquitectos e ingenieros de la propiedad para que el resultado sea el deseado. Muchas veces la complejidad de la obra se incrementa cuando ya se han realizado las demoliciones y se descubre la realidad del local. En ese momento la materia gris se pone a funcionar. Se toman las decisiones más oportunas para llevar a cabo el diseño del proyecto con los condicionantes descubiertos en el local. Y lo más importante, sin perder nunca de vista quién es el usuario final: el paciente.

A la hora de realizar la reforma de un hospital se tienen en cuenta muchos factores, como son la inclusión de aparatos de máxima precisión que necesitan de replanteos y puestas en marcha muy complejas, por ejemplo TACs, mamógrafos, equipos de rayos X, etc. No hace falta comentar que la coordinación entre todas las partes que intervenimos en la obra es indispensable. La experiencia es un factor muy importante para que todo salga bien, pese a los problemas que siempre surgen.

 

 

Además, se revisan de manera exhaustiva los materiales, fontanería, saneamiento, iluminación, climatización, sistemas de detección y extinción de incendios, aislamientos térmicos, megafonía… podríamos seguir pero creo que os hacéis una idea.

Y el asunto más importante: es un lugar en el que hay gente enferma, convaleciente y que en ocasiones tiene que pasar una larga temporada allí, por desgracia. Esto significa que no sólo el diseño ha de ser lo más cálido y acogedor posible, dando el máximo el confort, sino el mimo y cuidado con el que se trabaja durante la ejecución de la obra, por todas las partes, cuando se realizan reformas parciales sin cerrar las puertas.

Vamos, que no sólo cuando se acaben las obras tienes que sentirte como en casa, pero casi.

¿Qué podemos encontrarnos a la hora de reformar un hospital?

Los hospitales son edificios con muchas actividades y muy variadas, por lo que según el área que se vaya a reformar, podemos encontrarnos con diferentes instalaciones. Esto conlleva un esfuerzo importante por parte del cliente. Éste siempre nos ofrece toda la información posible para asegurarnos de que todo va a salir bien.

Sirva el listado que viene a continuación como ejemplo de la complejidad que entraña una instalación sanitaria, así como las variables e interferencias a controlar durante la fase de diseño y la de ejecución de las obras.

  • Instalaciones de HVAC : Suministran aire tratado (filtrado y térmico) al hospital, controlando temperatura y humedad.
  • Redes de fluidos (conductos y tuberías): Suministro y distribución de agua fría, ACS (agua caliente sanitaria), vapor saturado y recalentado, fluidos térmicos, …
  • Red de saneamiento: Consiste en la evacuación de las aguas pluviales, fecales e industriales. Estas últimas pueden necesitar depuración previa a su conexión a la red municipal.
  • Instalaciones de PCI protección contra incendios (detección y extinción): Equipos y sistemas que garantizan protección frente al fuego, tanto a nivel de detección incipiente del incendio y su alarma (es decir, detectores, pulsadores, sirenas y centralitas), como a nivel de extinción manual o automática ya sea de agua o de otro agente extintor adecuado.
  • Instalaciones eléctricas: Aportan la energía eléctrica necesaria, tanto en funcionamiento normal como en caso de emergencia (incendio o avería). Incluyen red de tierras y pararrayos (si aplica).
  • Sistemas de alumbrado: Tanto iluminación normal como de emergencia, así como iluminaciones especiales de zonas como quirófanos.
  • Instalaciones de ascensores, montacargas y escaleras mecánicas.
  • Instalaciones de transporte neumáticas: Transportan dentro del hospital muestras clínicas, medicamentos o pequeños objetos.
  • Instalaciones de telecomunicaciones: cableado estructurado, fibra óptica, voz y datos.
  • Instalaciones de seguridad: CCTV, control de accesos de trabajadores, a zonas restringidas…
  • Instalación de gases medicinales y vacío: Suministran, por un lado, una instalación de vacío con tomas donde sea necesario y, por otro, también con tomas donde sea necesario: oxígeno medicinal (O2), óxido nitroso (N2O), aire medicinal (O2-N2), helio (He), dióxido de carbono (CO2), nitrógeno (N2)…

 

La lista es larga, ¿eh?

Tenemos la gran suerte de trabajar con clientes muy profesionales, con gran experiencia y cercanía, que nos facilitan mucho el trabajo para que al final el trabajo sea efectivo y se cumplan los plazos comprometidos.

En nuestro portfolio puedes ver algunos de nuestros trabajos en el sector sanitario, si tienes cualquier duda, consulta con nosotros 😉

Post a Comment